Ni la prima de riesgo ni Merkel: a Rajoy le pone de los nervios… Rosa Díez

Ni con los representantes de Amaiur ni con Rubalcaba ha utilizadoMariano Rajoy un tono tan bronco y crispado como el que esgrime, cada vez con más frecuencia, con la líder de UPyD, Rosa Díez. Una vez más en lo que va de legislatura, ambos han protagonizado un duro cara a cara parlamentario con ácidos y mordaces ataques por parte del presidente del Gobierno, quien confirma con su actitud el poco apego que le tiene a la portavoz de Unión, Progreso y Democracia.

Todavía no han sido muchos los rifirrafes entre ambos pero los pocos debates en los que Rosa Díez ha interpelado directamente al presidente del Gobierno se han cerrado, casi siempre, con una tensa réplica por parte del gallego. Ayer, de nuevo, a cuento de la herencia recibida, de la que Rosa Díez corresponsabilizó tanto al PSOE como al PP. Algo que terminó por irritar a Rajoy nada más empezar la sesión, pocos minutos después de las nueve de la mañana. “Con absoluta franqueza, oyéndola a usted da la sensación de quetodos somos muy malos pero menos mal que la tenemos a usted, que es estupenda”, respondió con retranca y entre aplausos de su bancada, medio vacía, por cierto. “Tengo que decirle que yo no pienso de usted lo que usted piensa de sí misma y creo que debería ser usted un poquito más modesta”, concluyó.

Desde UPyD lamentan que el presidente “se metiese en terrenos personales en los que no tenía por qué haber entrado”, mientras que Rosa Díez, que ya había consumido su tiempo y que no pudo, por tanto, replicar al presidente, se desahogó después en su propia cuenta de Facebook: “La prima de riesgo por encima de 500 y él, encelado conmigo. Se ve que está a lo importante”. “Qué nivel!!!”, añadió.

Para Díez, sin embargo, este comportamiento del líder del PP no es nada novedoso y supone un nuevo choque de trenes que sumar a la lista de enfrentamientos que ya ha vivido con el PP, principalmente, y también con el PSOE. Baste recordar, por ejemplo, cómo ambos partidos la atacaron duramente por pretender ilegalizar las marcas de Bildu y Amaiur y la tacharon, como poco, de “demagoga” y populista. Entonces, ella misma ya se defendió del chaparrón advirtiendo que perdiesen “toda esperanzade que sus descalificaciones o insultos vayan a hacernos ningún tipo de mella”.

Sin embargo, el encuentro más tenso de los protagonizados con Rajoy se produjo nada más arrancar la legislatura, en el debate de investidura, cuando el líder del PP le dedicó más tiempo que a los demás portavoces de las minorías y todo para atacarla con especial desdén.  Díez había hablado ese día de la corrupción de los políticos, algo que Rajoy tampoco aceptó de su parte. “No puedo aceptar que aquí haya una corrupción política generalizada. Ese comentario a lo mejor puede estar bien para quien no tiene responsabilidad alguna”, le advirtió antes de satirizar sobre su propuesta de reforma de la ley electoral. “Si usted tiene los votos que en su día tuvo la UCD, el PP o el PSOE, usted también podrá formar Gobierno”, le contestó. “Respeto muchísimo su opinión, pero mire, se lo digo con franqueza, yo también defiendo el interés general y hablo para toda España y soy de Pontevedra. Todas las modificaciones que han planteado sirven para que UPyD, con los mismos votos, tenga muchos más diputados. Eso, a uno de Pontevedra y a cualquiera le da que pensar. Si fuera para lo contrario, también me sorprendería, pero diría lo mismo”.

“Todavía no es presidente y ya está enfadado”

La sorpresa de ese primer ataque llevó a Diez a reconocer que “todavía no es presidente y ya está enfadado”. Un cabreo que continúa en el tiempo, en lo que refiere a UPyD, a tenor de cómo se han ido desarrollando los acontecimientos.

En su intervención de ayer, Díez corresponsabilizó también al PP de la herencia recibida del Gobierno de Zapatero, una “herencia que se ha acumulado en los últimos años en un régimen de gananciales”. La líder de UPyD criticó que el PP hubiera apoyado muchas de las medidas que en su día tomó el PSOE y le instó a dejar de quejarse de esa herencia “porque el estado en el que está el país es patrimonio de los dos partidos que han gobernado España hasta ahora”.

Rajoy por su parte, defendió su trabajo porque “tenemos que hacer cosas porque es bueno hacerlas, otras porque es bueno hacerlas en las circunstancias en las que estamos y otras porque la situación en que vivimos nos obliga a ser rápidos”. Y concluyó, por su parte, que si no quiere que hable de la manoseada herencia recibida, “por favor, no me pregunte” sobre ella.

 

http://www.elconfidencial.com/espana/2012/05/17/ni-la-prima-de-riesgo-ni-merkel-a-rajoy-le-pone-de-los-nervios-rosa-diez-98146/

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .