Métanse el rescate por donde les quepa

Psicópatas y sinvergüenzas. Eso es lo que son. Métanse su rescate a toda la banca genocida por donde les quepa.

No tolero ni creo que la ciudadanía lo tolere, este rescate a bancos que hunden a personas; a bancos que desahucian familias y las dejan en la calle endeudadas de por vida, mientras roban a manos llenas.

Y luego vienen con lo de “demasiado grandes para caer”. Justo lo que se han estado haciendo: grandes para convertirse en sistémicos y tener garantizado sus saqueos al dinero de todos.

¿Hay alguien que defienda hoy que es el gasto público el causante de la crisis? Supongo que sí.

O son idiotas o nos toman por tales.

Crisis What crisis?, era el título de un LP de Supertramp, no sé si de a finales de los 70 o principios de los 80.

Sí. ¿Qué crisis?

La crisis de un sistema que por mucho que se quiera apuntalar no se sostiene.

Y desde luego, no lo van a apuntalar a costa de los ciudadanos a quienes hace dos días decían que ni España ni Italia eran “rescatables” por el enorme volumen de su economía.

Claro que estos sinvergüenzas psicópatas dicen hoy una cosa y mañana la contraria sin que se les mueva un músculo.

No vamos a tolerar que cubran el latrocinio masivo de delincuentes de guante, todos, tan negro como el tizón.

El único gasto tolerable es el de mantenerlos en prisiones de alta seguridad de donde no puedan salir para proteger a la ciudadanía mundial.

Y tampoco: allí que trabajen para la comunidad a la manera “liberal”: sin derecho alguno. Ni en cuestión de horas ni de salarios.

Se acabó lo que se daba. La banca tiene que hundirse y ya mismo.

Primero porque no se puede llenar un pozo sin fondo. Se les han inyectado casi tres billones de dólares de dinero de FMI, FED y BCE, y no ha servido de nada.

Segundo. Porque hace ya meses que no cumple su función de intermediaria entre el ahorro privado y la economía real.

Meses ha que estamos sin sistema financiero.

No sé cuánto tiempo hace que escribí sobre esto: “Aterricen, ya estamos sin sistema financiero”.

¿De qué narices hablan, por decirlo suave? Aquí nadie presta a las empresas, entre otras cosas, porque hoy mismo, con el “magnífico” resultado de la austeridad, no tienen clientes.

Hay ahora millones de familias que consumen lo justo para sobrevivir, sin empleo o con sus salarios notablemente mermados.

¿Quién es el guapo que se atreve a endeudarse? Pues ni los que pueden hoy, porque no saben si podrán pagar mañana.

NI prestan ni hacen nada de nada. Se limitan a “pasar” periódicamente a cobrar los intereses de la deuda pública que compraban a los estados, a quienes atenazan, ya quebrados, para garantizarse el cobro de unas ganancias, cuando menos, fraudulentas.

Hoy no hacen ni eso.

Y con la confusión sistemática en la que pretenden sumirnos, aprovechar para, de paso, cambiar de modelo social: del bienestar al feudalismo.

Entretanto, entre ellos, bien se conocen, no se fían: la crisis de confianza bancaria llega a tal punto que tienen la mayoría del dinero obtenido del BCE al uno por cien, en el mismo BCE al 0,25: prefieren perder a prestarse entre ellos.

Y, ¿tenemos que pagar su orgía? ¿En base a qué? ¿Para beneficio de quién?

Manda narices que para lo único que vayan a aplican el manual básico de economía, sea para pedir el rescate a la Merkel en fin de semana.

Otra vez repiten la jugada y convierten la deuda privada en pública.

Y los voceros, de toda clase y condición se aúnan para decir que no se puede dejar caer a un sistema financiero, que ni está ni se le espera.

¿De qué van éstos psicópatas genocidas capaces de torturar hasta la muerte a griegos, portugueses e irlandeses, cuyos gobiernos —basta ya; no me censuro— mamporreros de la banca, vendieron a sus ciudadanos en almoneda como esclavos?

Quieren volver a la Edad Media, pero se equivocan. Quince millones de habitantes en toda Europa, más o menos, en la época, no son los quinientos de la UE actual.

A esta ciudadanía no se la puede controlar con un señor feudal y sus centenares de mercenarios.

Hace falta mucho más que eso.

Y no tienen efectivo para contratar sicarios en abundancia.

El ministro Fernández llegó a decir: “Los clubes de fútbol tendrían que pagar parte de los despliegues policiales en los eventos deportivos”. En concreto, la final de la copa del rey.

Ahí quedó plasmada la falta de dinero estatal hasta para Policía

Para quien no se acuerde, Aznar disminuyó las dotaciones de personal en policía y guardia civil: quien quisiera seguridad que se la pagara. Tan liberales ellos.

Pues bien, quien va a necesitar seguridad es el gobierno. Y los banqueros. Y sus voceros.

¿De dónde van a sacar para pagarla?
Rajoy ya no tiene para pagar ni la factura de la luz este mes. El estado, este estado, está en bancarrota. Las medidas económicas aplicadas han bajado casi a cero patatero la recaudación en impuestos.

Se veía venir. También escribí sobre ello.

Y mucha más gente.

Los únicos que no dan ni una son los llamados economistas ortodoxos.

Los demás aciertan todo.

Pues bien. Ni toleramos rescatar a los bancos ni mucho menos continuar con este pantomima de estado de derecho.

De los que tienen derechos, claro: el capital; si quiebra, le salvamos.

Los demás, la ciudadanía, a explorar la sima de Las Marianas.

Se acabó. Este sistema está finiquitado. Y el ciudadano que crea que a él no le va a tocar, que espere: toca hasta a las SICAVs pequeñas.

¿Que si se cae el sistema es el caos? Ya estamos en el caos. Y en la miseria.

¿Que si cae el euro es el caos? Claro, nos ofrecen el paraíso de los griegos.

Son unos perfectos incompetentes. Su incompetencia es tan manifiesta que se han puesto al borde del abismo. Y nosotros somos quienes les hemos sostenido. Hasta ahora.

Ni euro, ni deuda, ni esta UE.

Esto no es el 2008 donde cogieron al personal por sorpresa y le clavaron la factura de una banca genocida y corrupta.

Estamos en 2012.

Desde su burbuja no pisan Tierra, el planeta. Ni políticos mamporreros, ni voceros, ni banqueros.

Pero la ciudadanía está aquí, en la economía real. En la vida real y no la que cuentan los medios. Sus medios.

Y les va a decir bien clarito: métanse el rescate a bancos estafadores por donde les quepa.

¡Ah! Y #StopMerkel.

Escrito por: kikamondelo el 08 Jun 2012

http://lacomunidad.elpais.com/vaya-tropa/2012/6/8/metanse-rescate-donde-les-quepa

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .