ESTADO DEL BIENESTAR – El Gobierno alemán dará ayudas a las familias que cuiden a sus hijos en casa

El Gobierno alemán va a proporcionar a partir de 2013 un subsidio a las familias alemanas que cuiden a sus hijos en casa sin recurrir a guarderías u otros servicios públicos. El año que viene será de 100 euros mensuales por cada hijo de entre 13 y 24 meses, pero a partir de 2014 la cifra ascenderá a 150 euros mensuales por cada niño que tenga dos o tres años. La medida es polémica por varias razones.

Por un lado supone un notable gasto público decidido por un Gobierno que predica la austeridad; la administración federal pagará 300 millones de euros en 2013 y 1.100 millones de euros en 2014, y por último, este dinero incentivará que las madres alemanas se queden en casa en lugar de ir a trabajar fuera.

El Consejo de Ministros ha enviado el proyecto de ley al Parlamento, donde va a encontrar la resistencia enconada de la oposición que, junto a los sindicatos, acusan a Merkel de desviar el dinero de las verdaderas necesidades en las guarderías públicas. La ciudad-Estado de Hamburgo, regida con mayoría absoluta por el Partido Socialdemócrata, SPD, quiere querellarse contra la norma ante el Tribunal Constitucional, e insta a que el dinero de la subvención se destine a nuevas plazas públicas de guardería ya que según cálculos de los municipios alemanes, en todo el país hay un déficit de unas 160.000 plazas públicas para niños pequeños.

Por otro lado, se ha reabierto el debate sobre la incorporación de las mujeres al mercado laboral alemán. El 63% de los trabajadores con contratos precarios, los llamados minijobs con sueldos de 400 euros mensuales, son mujeres. Dos tercios de las empleadas trabajan a tiempo parcial. En cambio, sólo el 6% de los hombres tiene este tipo de contrato. La tasa de mujeres trabajadoras en Alemania es más alta que la media europea, pero sigue siendo más baja que la de los hombres. Además, existe brecha salarial: los hombres ganan más que las mujeres. El 25% de ellos percibe más de 4.000 euros mensuales, un porcentaje que cae al 11% en el caso de las mujeres.

La medida del subsidio está generando mucha controversia porque se considera que es una manera de frenar la inserción de la mujer en el mercado laboral. La diferencia entre los porcentajes de hombres y mujeres que trabajan se dispara entre los 28 y los 37 años de edad, justo en el periodo de maternidad y crianza. Después, la brecha disminuye, pero no vuelve a los niveles de los trabajadores de 24 y 25 años, edades en las que trabajan el 71,5% de los hombres y el 68,4% de las mujeres. Tres puntos de diferencia que, a partir de esa edad, llegan a superar los diez.

http://www.teinteresa.es/familia/Gobierno-aleman-ayudas-familias-cuiden_0_716329088.html

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.