Médicos portugueses realizan mayor huelga de la historia contra recortes

Convencidos de que el Gobierno “está desmantelando” el sistema sanitario nacional, los médicos portugueses iniciaron este miércoles una huelga de dos días en la que solo prestarán atención prioritaria y exigirán la reducción de los recortes financieros.

Centenares de médicos portugueses protestaron este miércoles con sus batas blanca en Lisboa (capital), en el primer día de una huelga nacional contra las medidas de austeridad aplicadas por el gobierno conservador de Pedro Passos Coelho.

Con carteles como “no al cierre de los servicios de calidad”, “Acceso para todos y no sólo a los que pueden pagar”, los manifestantes se concentraron vestidos de blanco frente al ministerio de Salud y exigieron poner fin a los recortes financieros.

Según los medios locales, algunos llevaban crespones negros (cinta de luto) en señal de duelo por un sistema de salud que consideran en peligro a causa de los cortes presupuestarios decididos por el gobierno y que representan este año unos 800 millones de euros.

No obstante, el detonante de la protesta fue  la intención del ministro de Salud, Paulo Macedo, de introducir un nuevo tipo de contrato para los nuevos médicos, en los que estos se emplearán por horas, subcontratados por medio de una empresa intermediaria.

Ante esta realidad, Luís Januário, director de los servicios de urgencia del hospital pediátrico de Coimbra, denunció este miércoles en el diario Público que este sistema de contratación le recuerda al de los jornaleros que aguardaban por la mañana temprano en las plazas de algunos pueblos a que los capataces les emplearan por esa jornada.

Los profesionales de la sanidad portuguesa protestan también por las nuevas tablas salariales, por los horarios de trabajo y para exigir que haya plazas formativas en los hospitales.

Pero, según explican, van a la huelga, en conjunto, para defender el sistema portugués de salud pública y la atención a los pacientes, cada vez más restrictiva debido a los recortes, pues en Portugal, desde enero, acudir a una consulta de urgencias cuesta 20 euros.

Apoyados por la Orden (Colegio) de Médicos, los sindicatos, que convocaron dos días consecutivos de huelga, cifraron en más de 90 por ciento la participación en el primer día del movimiento.

Según los medios locales,  los hospitales, sanatorios y centros de salud portugueses funcionarán a medio gas, a base de servicios mínimos, con la intensidad de un domingo o un día de fiesta.

Los cálculos del ministerio de Salud indican que la huelga de dos días podría, si tiene un amplio seguimiento, provocar la anulación de unas 40 mil  consultas y de cerca de 4 mil 500 operaciones.

teleSUR- Efe- Afp- Ep/ lp-PR





Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .