PARANDO EL TIEMPO Y ENTRANDO EN LA SEGUNDA CREACIÓN. José Argüelles

Por José Argüelles

¿Qué es el Tiempo?

El Tiempo es un río.  No puedes meterte en él dos veces.

El Tiempo es la manera en que Dios mantiene todo sucediendo al mismo tiempo.

El Tiempo cura todas las heridas.

“El Tiempo pasado es un recuerdo. El Tiempo futuro es un sueño”.  La única realidad es aquí y ahora.

Si sólo existe el aquí y ahora, ¿entonces significa que el tiempo no existe?”

“Tengo el tiempo en mis manos para disponer”

“Vamos a matar el tiempo”

“Estoy haciendo tiempo”

Sí, existen muchas expresiones populares acerca del tiempo. Pero, ¿quién realmente sabe qué es el Tiempo? No lo puedes ver, tocar, saborear o sentir. Pero puedes sentir que está pasando. O quizás no puedes sentir que está pasando. A veces el Tiempo es lento, a veces es rápido. Pero sea lo que sea, nosotros sabemos que hay algo que ocurre ahí. ¿Estamos siendo empujados irremediablemente a nuestro propio fin? ¿Y qué es lo que nos empuja? ¿Será el Tiempo?

Todo esto es lo que podemos experimentar subjetivamente respecto al Tiempo. La sensación del tiempo que todos sentimos en nuestro interior.

Entonces tenemos el tiempo del día, del sol, de la luna y las estrellas. Y el tiempo de las estaciones, del año. ¿Qué tiene que ver todo esto con la experiencia subjetiva del tiempo que nosotros tenemos? Pero claro está, que entre más vivimos en las ciudades, menos nos damos cuenta de la salida y el ocaso del sol, las fases de la luna o de las constelaciones y su rotación en los cielos.

¿Cuándo fue la última vez que viste un amanecer? ¿Cuándo fue la última vez que viste un atardecer? El Sol es algo obvio, o por lo menos eso creemos. ¿Tienes consciencia del hecho de que el sol ni sale ni se oculta, sino que es la Tierra la que está rotando en su eje y que con relación al sol, crea el efecto del amanecer o el atardecer? ¿Qué es realmente “un año”?

Y la Luna. ¿Cuándo fue la última vez que viste salir a la Luna? ¿Cuándo fue la última vez que viste una luna llena? ¿Sabes realmente dónde y en qué tiempo mirar para ver la luna nueva en el cielo? ¿Crees que las fases de la Luna te afectan? ¿Sabes cuánto tiempo le toma a la luna dar una vuelta en torno a la Tierra?

Y las estrellas en el cielo. ¿Puedes nombrar alguna de ellas? ¿Sabes donde encontrar alguna de ellas? ¿Sabes cómo reconocer a la Osa Mayor? ¿Sabes donde encontrar a la estrella Arcturus? ¿O Sirio?  ¿Sabes cómo reconocer las Pléyades? ¿O los planetas? ¿Sabes dónde podrían estar en el cielo?

Si has contestado negativamente a cualquiera de estas preguntas, ¿crees tú que importa o no el experimentar al sol, la luna y las estrellas? ¿Crees que vivir en un ambiente artificial, donde tienes cada vez menos conexión con el sol, la luna y las estrellas, será bueno o malo para ti?

El movimiento y patrones del sol, la luna y las estrellas tienen que ver con lo que llamamos Tiempo Natural. Tiempo Natural es el tiempo de la naturaleza, el sistema solar, la galaxia, el universo, el cosmos mismo. ¿Existen patrones cósmicos de tiempo? Y si es así ¿Cómo podríamos conocerlos? Si has pasado tiempo al aire libre, en la naturaleza, ¿Has notado como están gobernadas las aves o los animales por el día y la noche, por el amanecer y el atardecer, al igual que los cambios de las estaciones? Y tu cuerpo, ¿Lo consideras parte de la naturaleza,  como lo es un ave o un animal? Sin tomarte mucho tiempo para pensar en esto, parece obvio que existe una diferencia entre el tiempo de la ciudad y el tiempo de la naturaleza. ¿Cuál es esa diferencia?

¿Es posible que exista un tiempo artificial y un tiempo natural?  Si tú eres un habitante de la ciudad, tu tiempo no está gobernado por el sol, la luna o las estrellas. Está gobernado por un calendario y por un reloj. Mientras sepas qué día de la semana es, y qué hora es, realmente no necesitas saber cuando es el ocaso, o cuando es el amanecer, o en que fase de la luna nos encontramos.

A su vez, ¿Has notado que no existe una oficina o una sala de clases que no tenga un calendario y un reloj en la pared? Tu computadora tiene un reloj. Los correos electrónicos que recibes vienen siempre con el mes, día y hora de emisión, escrita en él.  Adonde quiera que vayas, no puedes huir del reloj. Está en todas partes. Y del mismo modo, tú probablemente te encuentras usando un reloj, o hay uno junto a tu cama, o sobre las repisas encontrarás más relojes.

Absolutamente toda la civilización moderna depende del reloj, donde los días se cuentan con el calendario de doce meses que está en la pared. O en tu agenda diaria, o cronograma diario. En la agenda de citas sobre tu escritorio. O si viajas en avión, las revistas de las líneas aéreas tienen avisos publicitarios sobre relojes en prácticamente todas sus páginas. ¿Estamos obsesionados con el tiempo del reloj? ¿Por qué? ¿En qué se diferencia el tiempo del reloj con el tiempo natural? ¿Qué efectos tiene el calendario y el reloj en tu mente y en tu estilo de vida?

Por supuesto nosotros estamos hablando solamente de las experiencias comunes del día a día con respecto al tiempo. Pero si juntas a un grupo de físicos, biólogos y astrónomos y les preguntas acerca del tiempo, se adentrarán en una acalorada discusión que no tendrá fin.

Los biólogos hablarían de relojes internos y ritmos cardíacos.

Los físicos hablarían desde la “línea de tiempo” hasta la idea de que el tiempo es una ilusión, una propuesta sicológica, o quizá meramente la duración de una experiencia. Algunos quizás mencionen la cuarta dimensión, y otros ponderarán las unidades métricas de espacio y tiempo.

Los astrónomos hablarían acerca del tiempo en relación con la evolución de las estrellas y los físicos cuánticos hablarían de las partículas que saltan el tiempo. Si los parasicólogos estuvieran ahí, discutirían acerca del tiempo precognitivo.

Una cosa es cierta. Dentro de este grupo con tal avance de recursos, existiría una pequeña opinión en la todos estarían de acuerdo.

Pareciera ser académico el considerar todas las definiciones del tiempo. Pero lo que es importante, es tu experiencia del tiempo. Y el hecho de que estamos viviendo en lo que la mayoría estaría de acuerdo como un extraño y difícil tiempo. ¿Por qué es esto? ¿Estaremos consignados para siempre a tan difícil tiempo? ¿Cómo salimos de esto? ¿Cómo lo convertimos en un nuevo tiempo?

Quizás el tiempo es más importante para ti de lo que originalmente creías. Quizás el tiempo es una herramienta de la consciencia que puede ayudarte a liberarte de sentimientos negativos, desesperanza y estrés. Quizás el tiempo es algo que necesitamos conocer para nuestra supervivencia espiritual.

 

  El Tiempo – es una Cosa Espiritual

 “Pero mamá, necesito mi propio tiempo”. ¿Cuán seguido escuchas a tu hijo decir esta frase? Y tú también. ¿Cuántas veces te has dicho a ti mismo o alguien más, “Necesito mi propio tiempo”? ¿Por qué es esto? ¿Y qué haces tú cuando tienes tu propio tiempo?

La razón por la que quieres tener tu propio tiempo es porque existe mucho tiempo de otras personas frente a ti. Tú necesitas estar sólo – con tu alma. Eso es lo que realmente significa cuando reclamas por un tiempo propio. Este es un punto interesante. El estar solo con tu alma debería ser lo más valioso de tu vida. Tú naces solo con tu alma. Y cuando mueres, es tu alma la que parte contigo. Hasta entonces debes luchar o lograr crear tu propio tiempo. Y si no logras estar solo con tu alma,  ¿cómo podrías darte cuenta de todo esto?

¿Qué es lo que tu alma piensa acerca del tiempo? Vamos a escuchar.

¡¡Hola Tú!!  Esta soy yo, tu alma hablándote.  Oh, sé que cada cual tiene su propia alma. Y cada alma es única en el cuerpo donde habita, y cada cuerpo que nace es condicionado por el alma que hay en él. Pero Dios ha hecho las almas iguales en cuanto a su esencia corresponde. Como tu alma, estoy dedicada a asegurarme que llegues al final de tu viaje con un feliz cuadro mental. Cada alma tiene el mismo destino, entonces un alma puede hablar por todas las demás.

Es sólo tu ego el que cree que tu alma es distinta a todas las demás.

Así que escucha. Lo que tu alma necesita más que nada, es Tiempo.   Tiempo de calidad. Esa es una expresión bien común. ¿Pero qué es lo que significa realmente? ¿Que no hay calidad en el resto de tu tiempo?

Tienes que detenerte y darle un vistazo a esto. Hasta ahora en lo que hemos discutido pareciera haber una especie de dualismo o polaridad.  Tiempo Natural,  Tiempo Artificial.  Tiempo reloj y Tiempo de Calidad.

Así es, el tiempo de calidad pareciera ser el tiempo en que no te encuentras haciendo las cosas que el reloj quiere que hagas. Todo lo que tu alma desea es tiempo de calidad. Pero que dirías si tu alma te dice: “Mira, ¡todo lo que deseo es tiempo de calidad! Yo crezco, me desarrollo en un tiempo de calidad, un tiempo natural. Y cuando me das tiempo de calidad normalmente es bastante superficial porque te encuentras rodeado por tiempo reloj. ¿Piensas que tu alma demanda demasiado? Piensa en esto. Es tu alma y el tiempo natural de calidad que le das la que determina lo que recibes al final de este viaje, ¿verdad?

Entonces, quien nos pide más: Tu alma que dice dame todo el tiempo de calidad que me puedas dar y te daré experiencias de calidad que no puedes siquiera imaginar. O eres tú diciendo necesito tiempo para hacer dinero, lo necesito, para darle a mi alma el tiempo que necesita.

¿Estamos atrapados en una trampa? ¿O quizás una máquina de tortura? ¿Crees que Dios quiere que olvides tu alma? Tratas de ganar pequeños incrementos en el tiempo de calidad para ella, mientras el resto del tiempo (¡ja, ja, ja!) tu cuerpo se encuentra en esta máquina de tortura ¿para qué? ¿Un mejor sueldo?  No, desde el punto de vista de tu alma, has puesto a tu cuerpo, y por consecuencia a tu alma en está máquina que no va a ninguna parte.  ¿Por qué querrías hacer algo así?

Por supuesto podrías decir. No tengo opción. Es lo que la sociedad demanda. Entonces no eres libre ¿correcto? ¿Eres un Esclavo? ¿Un esclavo de Qué o de Quien?  Déjame decirte algo directamente de tu alma. “Quien es dueño de tu tiempo, es dueño de tu mente.  Sé dueño de tu tiempo, y conocerás a tu mente.”

Lo que trato de decirte, amigo(a) mío(a), si quieres que esté en buenas condiciones para el final del viaje, entonces mejor pon atención a lo que te digo ahora. Ya no puedes ignorar por más tiempo este asunto del Tiempo.  ¿Me estás escuchando?

Estoy hablando acerca de tu tiempo. Tu tiempo diario de consciencia despierta. Este es el único tiempo que tienes para poner en orden para estar conmigo, tu alma. Para hacer esto, tienes que entender un punto realmente esencial: “El Tiempo es una cosa Espiritual”. Hasta que no entiendas realmente lo que esto significa, te encontrarás perdiéndome y perdiéndote. No creo que quieras esto para ti.

Sé que quizás nunca hayas considerado esto en el pasado, que el tiempo es una cosa espiritual.  De hecho, el tiempo es totalmente espiritual – ese es el por qué de que no puedas verlo, saborearlo o tocarlo. Sólo puedes sentirlo.  Queda registrado en tu corazón y en tu alma. No es como el espacio, que es una cosa material. Que puedes tocarlo, saborearlo, mirarlo. Y te puedes volver adicto a él también. Eso es lo que crea el materialismo. Por lo tanto es fácil el desarrollar una inclinación por el plano material. ¡Pero es tan efímero! ¿Por qué? Porque no entiendes completamente como el plano material está regido por el tiempo, y el Tiempo es una cosa Espiritual.

El Tiempo es la herramienta del espíritu para hacer lo que sea la voluntad de Dios. Entonces cuando caes en el aburrimiento o te estresas, te encuentras realmente negando la realidad espiritual del tiempo, y que es beneficioso para ti. Cuando estás aburrido y no sabes que hacer con tu tiempo, estas siendo ciego al hecho de que yo, tu alma, te estoy gritando: “HABLAME, No estés aburrido.  Habla a tu alma.  El tiempo del espíritu está en tus manos.

Sé lo que es. No tienes un manual para sacar las habilidades de tu alma. No sabes realmente como meditar o rezar. O quizás has subestimado el valor de esto.  Meditación y Alabanza, eso es tiempo Natural, de calidad.

Bueno, no quiero golpearte la cabeza con todo esto. Lo único que digo es que no puedes ignorar este asunto del tiempo. El tiempo en el que vives. Y la programación de tiempo por la que estás regido. Realmente tienes que examinar ese programa. Tienes que realmente ver el significado del calendario y el reloj y qué es lo que están haciendo con tu mente, tu cuerpo y tu alma. Si no ves a estos instrumentos que gobiernan cada día y cada segundo de tu vida – si no comienzas a cuestionar lo que estos Tiranos del Tiempo están haciéndote – entonces no llegarás al fondo de este lendroso arenal que me tiene atrapada, a mí, tu alma.

El Tiempo y Tu Mente

Démosle un vistazo a tu mente. Primero, ¿Realmente crees que puedes usar algo como un reloj y que no afectará tu mente?  O ese calendario que hay en tu pared. ¿Realmente crees que no afecta a tu mente?

Trata de imaginar un mundo sin Abril o 4 de Julio, o 25 de Diciembre. Tomas estas fechas por normales y reales, ¿Pero no te das cuenta que solamente existen en la mente – Tu Mente?  Un árbol no conoce Abril o el 4 de Julio. A una roca no le podría importar menos. Si viajas a Neptuno,  Abril no significaría nada. Todavía esto es tan parte de tu mente y la de cualquiera que incluso puedes leer en revistas científicas escritos tales como, “… El 24 de Septiembre,  75.000.000 A.C. en el Jurásico, un Terodáctilo aterrizó en un pantano solo para ser atacado por un Tiranosaurio…” ¿Realmente crees que el 24 de Septiembre existía o se contaba así en esos días?

Esto es solo para mostrarte cuan insidioso es este calendario y cuanto se ha vuelto parte de tu mente,  que hay gente que piensa que es impartido por el universo. Todavía mucha gente ni siquiera sabe que este calendario ha estado en circulación durante 400 años aproximadamente.  2000 si cuentas desde su predecesor, el calendario Juliano. ¿Pero sabes lo que son 2000 años para la historia de la Tierra, que es de más de 4 Billones de años?

Podrías pensar: ¿Y qué?

Bueno, ¿Sabes lo que ES tu mente? ¿No piensas que la función de tu mente tiene algo que ver con la función de tu alma? ¿Sabes cuantas cosas pones en tu mente sin siquiera cuestionarlas? Si tienes una casa y extraños vienen y van dando vueltas por todo el lugar, usando la cocina sin siquiera preocuparse si estás ahí o no, ¿Cómo te sentirías? ¿O simplemente los aceptarías, sin preguntar de donde han venido?

Bueno, así es como está tu mente cuando aceptas cosas sin preguntar por qué. Has recibido información y ciegamente la has aceptado.  Eso se llama DOGMA. Y tú piensas que no importa. Pero si importa. Es como todos esos extraños que han llegado a tu casa, y una vez que están ahí, simplemente no se van. Para liberarte de ellos tienes que hacer un esfuerzo. Tienes que llevarlos e incluso empujarlos hacia fuera de tu casa por la puerta.

Los Dogmas son malos para tu mente por dos motivos. Primero que todo, con solo estar en tu mente ocupan espacio mental y no dejan que entren u ocurran otros pensamientos renovadores. Este tipo de dogmas son como un tope en la puerta, y ya no puedes abrir la puerta de tu mente. Esa información aceptada está tomando un valioso espacio – y tú ni siquiera lo notas.

Y entonces tenemos el contenido del Dogma. Puede ser una especie de “veneno mental”. Sin importar si es verdad o no, o quizás es algo totalmente arbitrario, de todos modos lo tomas como real, creyéndolo para que sea real. Y cuando algo aparece para cuestionarlo o molestarlo, incluso lo defenderás, a este dogma que no es tuyo.

Entonces, ¿Qué pasa si alguna de esta información que has aceptado como realidad de segunda mano, qué pasa si alguna de esta información es errónea? Todavía la aceptas como de naturaleza secundaria. ¿Qué crees que le hará a tu mente?  ¿No te preocupas acerca de tu mente?

¿Qué pasa si alguien te pasa una regla, y tiene medidas desiguales en ella? E incluso aprendiendo a usar estas medidas desiguales, su irregularidad se sigue justificando diciendo: “está bien. No te preocupes acerca de eso. Es muy tarde para cambiarlo.” Entonces haces de esa regla parte de tu mente, y la utilizas todo el tiempo. ¿Qué clase de realidad crees que crearás con tal tipo de regla?

Ese es exactamente el caso con el calendario que usas, el calendario Gregoriano. Probablemente ni siquiera sabes por qué se llama calendario Gregoriano. El punto es que cuando aceptas algo sin cuestionarlo, y se convierte en un pilar de tu realidad para ti, estás torturando a tu mente. El concepto del tiempo que está enraizado en ese calendario, sin mencionar el concepto del tiempo que está pasando, con su famoso TIC-TAC, hacia el pasado en los relojes, tiene un profundo efecto en tu mente. Y no solo tu mente, sino que virtualmente todas las mentes humanas del planeta.  Pero, ¿Qué pasa si estos conceptos del tiempo están equivocados?

¿Acaso me refiero a que toda la raza humana se puede encontrar en un error acerca de algo? Este es un concepto bien global, ¿no es cierto?  Bueno, sea o no un concepto global, ¿Qué pasa si es verdad? ¿Qué clase de realidad crearás si te encuentras en un error acerca de algo? Ciertamente has escuchado el dicho, “Cree y será realidad”. Si una persona usa un estándar de medida que está torcido, ¿No se torcerá esa persona también? ¿Y no será torcido el mundo que él o ella creen también?

Imagina una persona que está tratando de llegar a algún lugar determinado, pero no sabe que su brújula está descalibrada en dos grados.  Cuando eleve sus velas llegará a cualquier lugar menos a su destino, ¿no es así?  Incluso, si alguien en el barco le dice al capitán que la brújula está corrida en 2 grados, el hombre a cargo gritaría: “¡MOTÍN!!  ¡Estás teniendo pensamientos traicioneros!!” Y luego te encerrarían encadenado por tu imprudencia. Así es precisamente como son tratadas las personas que cuestionan los dogmas. Y el barco continúa viajando en un error. ¿No te parece problemático todo esto? ¡Piensa acerca de esto y examina tu mente!!

Sabemos que quizás si hayas pensado acerca de tu mente o incluso hayas hecho algún tipo de práctica meditativa. Podrías tomar estas ideas que estoy compartiendo contigo y cuando te sientes, observando tu mente,  podrías disolver estas ideas y pensar: “Estos no son nada más que pensamientos.” En la realidad absoluta, nada es real, todos los pensamientos están exentos de sustancia. ¿Entonces que importa?

Entonces cuando te levantas de tu lugar de meditación, miras tu reloj y te das cuenta que estas “atrasado” para tu siguiente reunión. Tu corazón se acelera por un momento, olvidando que recién te encontrabas en un estado de reposo de nirvana mental. ¿Quién te dirige, tu mente o tu reloj?

Estoy compartiendo estas analogías contigo solo para hacerte dar cuenta de cuan controlada están nuestras mentes por el tipo de tiempo en que vivimos. Un verso de un tema de Bob Marley dice: “Emancípense ustedes mismos de la esclavitud mental. Solo nosotros podremos liberar nuestras mentes. No teman a la energía atómica. Porque nadie puede detener el tiempo”.

Si crees que eres libre, pero existe un dogma que no has examinado y mucho menos eliminado, ¿Cómo puedes decir que eres libre?  Pero si ese dogma fue impuesto para ti, y tú quieres ser aun más libre, ¿No querrías hacer algo al respecto? ¿O serías flojo y dirías “no hay nada que pueda hacer al respecto? ¿Pero que pasaría si de hecho hay algo que si puedes hacer al respecto? ¿Qué pasa si emancipar nuestras mentes de la esclavitud mental significa que tienes el poder de detener el tiempo y quizás incluso detener la energía atómica? ¿Querrías ese poder?

¿Estás Matando el Tiempo o el Tiempo te está matando a ti?

Debes estar pensando “Claro, eso es fácil” o “Es impracticable.  Bob Marley era solo un idealista, un soñador. No podremos nunca detener el tiempo” Quizás todavía no te encuentras convencido de que el tiempo afecta a tu mente, y que hay diferentes tipos de tiempo – Tiempo Natural y Tiempo Artificial. Quizás tu mente todavía está tan saturada de trivialidades acerca del tiempo, que deterioran tu mente y tu alma.

Bueno, entonces tendremos que apretar algunos botones más.  ¿Alguna vez te has dado cuenta que tienes el tiempo en tus manos? El trabajo se terminó temprano, o alguien canceló una reunión. Miras tu reloj y piensas para ti “tengo tiempo que matar”.

Detente justo ahí. ¿A qué te refieres con “Tengo tiempo muerto”?  ¿Realmente quieres asesinar el tiempo? Oh, sabemos que ese es solo “un modo de decir”, ¿Pero realmente entendemos lo que queremos decir cuando ocupamos la frase “tengo tiempo muerto” o “estoy matando el tiempo”? No solo lo que significa cuando dices eso, sino lo que haces cuando estás matando el tiempo. Piensa acerca de esto. ¿Te tomas un trago? ¿Juegas solitario? ¿O te metes a internet?

Si, estamos devuelta donde el tiempo es una cosa espiritual.  Generalmente cuando dices que tienes tiempo para matar, realmente lo sientes. Usarás ese tiempo para cualquier cosa excepto para ver tu alma.  Normalmente te refieres a encontrar algo divertido para hacer para no tener que mirarte a ti mismo. Matar el Tiempo está en la misma categoría que el “espacio muerto”.

Espacio muerto es cuando estás al aire en vivo (en las radios) y de pronto no hay comentarios, anuncios o música, solo espacio muerto. Esa es una de las peores cosas que pueden pasar en radio o televisión.  ¿Pero que es ese espacio muerto? Un punto en blanco, igual que el que de repente aparece un espacio sin contenido. ¿¡Y tú piensas que quieres matarlo!!?

Espacio muerto y tiempo para matar, ¿Por qué ocurren? Todo alrededor de ese espacio muerto es un programa artificial. ¿Y dónde cae usualmente ese espacio para matar?  Entre los tiempos de programación artificial normal en tu agenda diaria. ¿Y qué son eso puntos programados?  ¿Una visita con algún cliente? ¿Una entrevista con tu proveedor de insumos? ¿Una visita al médico? ¿Tú agente de seguros? ¿El auto en el mecánico? ¿Por qué tienes un día de trabajo de 8 horas que ocupa totalmente tu tiempo? Y de todos modos, ¿Quién eres realmente? ¿Estás actuando para ti mismo o eres solo un diente de un engranaje que se mueve junto a otro gran engranaje que es parte de una gran máquina llamada civilización?

No quiero ser rudo, pero algunas veces tienes que pensar en estos asuntos. Especialmente si has recibido un alma y piensas que también tienes una mente. Por supuesto,  todo el mundo pareciera estar en el mismo lugar. ¿Pero eso realmente lo excusa o lo hace más sencillo?  No, de ningún modo. Sólo significa que tienes mucha compañía, y como el dicho dice “la miseria ama más la compañía que la alegría” Entonces puedes olvidar todo esto.  ¿Olvidar Qué? ¿Olvidar la molesta sensación de que eres solo un diente en el gran engranaje de aquella máquina que tú NO has inventado?

Entonces realmente, matas el tiempo porque no quieres enfrentar el hecho de que el tiempo te está matando a ti. Tiempo reloj y un calendario irregular, eso es. Antes de que pienses que estoy siendo muy duro contigo, recuerda, soy solo tu alma hablándote, tratando de hacerte ver por aunque sea un momento algunas cosas que has echado a un lado más de una vez. ¿Recuerdas lo que te dije antes?  Ya no puedes ignorar más este asunto del tiempo. Si te sientes incomodo acerca de todo esto, eso es una buena señal de que nos estamos acercando a la verdad.

De hecho, el tiempo es lo único con lo que debes trabajar o jugar. Es tu medio creativo. ¿Pero cómo puedes encontrar un pequeño tiempo para ti? Y cuando lo logres, ¿Querrás matarlo? Todo lo que quiero colocar frente a ti es el hecho de que tú no gobiernas tu propio tiempo. No importa si nadie que tú conozcas gobierne su tiempo tampoco. ¿Por qué crees que pasa eso?  ¿Y qué significa?  ¿Y si existe alguna relación entre el hecho de que no gobiernes tu propio tiempo y tu sensación de impotencia en el rostro acerca de lo que está pasando en el mundo hoy en día?

Tú no tienes la oportunidad cada día de realmente ver tu tiempo,  y lo que el tiempo de tu vida realmente es. Entonces toma la oportunidad ahora. ¿Quién sabe cuando volverá a ocurrir nuevamente?

OK, miremos tu vida. Como la mayoría de la gente en la sociedad, a la que este texto está realmente dirigido, tu vida es un patrón impuesto.  Las bases de este patrón son el pequeño trato acerca de los 7 días que llamamos semanas. Y esta semana es el mismo patrón para todos – un poco más o un poco menos. Tiene 5 días para trabajar, y luego, algo llamado “fin de semana” antes de que todo se repita nuevamente. ¿De donde vino todo esto? ¿Cuánto tiempo ha estado operando? Antes de responder a estas preguntas, vamos a darle un vistazo a lo que significa esto.

“Lunes azul, cómo odio el Lunes azul”, es como la vieja canción de Fats Domino comienza.  ¿Por qué es eso?  Porque, por supuesto, ese es el primer día de los 5 días laborales de la semana. Fats Domino debió haber tenido alguna pista acerca de que el tiempo nos estaba matando, de otro modo, no tendría que haber existido ese lunes azul. Entonces de Lunes a Viernes, para la mayoría de la gente con empleo, al igual que las escuelas e instituciones públicas y gubernamentales, es la semana laboral.  Entonces viene el sábado y el domingo, el fin de semana.

La semana laboral está regida por el reloj,  que es el por qué de que se refiera al horario como de 9 a 5.  Entonces sábado y Domingo deberían ser Tiempos del Alma. ¿Pero es así?, bueno, quizás un poco. Está el domingo de la Iglesia, con quizás una hora de tiempo para el alma. O quizás el Sábado y la sinagoga. ¿Pero que son realmente estos fines de semana? Se trata de más tiempo para matar. Es deportes y entretenimiento. Es fútbol, básquetbol y tenis. Gran tiempo. Si no fuera por la televisión, estas cosas no serían tan grandes. Pero todas están a mano. Televisión, el fin de semana, y el gran mundo de los deportes. Todos son parte de la misma cosa.

Si sé que quizás tú no haces eso. Quizás tú haces otra cosa. Vas a esquiar o a  hacer surf. Quizás vas al cine. O a bailar, o incluso vas a apostar al casino. Quizás ves el Discovery channel. O quizás tomas un taller de auto-ayuda. No importa, porque después será lunes y toda la secuencia se repetirá.

El punto es que todo tu show, el tiempo de tu vida, se reduce a este patrón semanal. Y te está matando. Estás poniendo tu alma en una pequeña celda de 7 días. Y cuando tu alma se sofoca, solo te aburres más y necesitas más distracciones. ¿Ves lo que está pasando? Tú difícilmente estás viviendo. Porque es tu alma la que realmente vive y si no das a tu alma el tiempo que necesita, entonces el tiempo te empieza a matar. Esto es por el tiempo que el calendario y el reloj han impuesto en tu mente. Pero ahora estas advirtiendo esto. Ese es un primer gran paso. Ahora puedes decir: “Admito que era impotente acerca del tiempo de mi vida y ciegamente lo había aceptado. “

¡Felicitaciones! Ese es el primer paso para ganar poder con respecto al tiempo.

Así que no necesitamos sentirnos desprotegidos acerca de esto.  Podemos hacer algo al respecto- AHORA.

http://ellamentonovieneacuento.wordpress.com/2012/08/26/parando-el-tiempo-y-entrando-en-la-segunda-creacion-jose-arguelles/

Visto en Maestro Viejo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .