Estudio sobre la Ayahuasca. Cómo puede cambiarnos la vida.

Introducción

La ayahuasca es un enteógeno de origen amazónico. Según la región y tradición donde uno se encuentre, oirá a los nativos referirse a esta bebida con nombres distintos (caapi, yagé, mado,   bejuco bravo, etc.), sin embargo el nombre con el que se conoce más popularmente es el de “ayahuasca”, una palabra quechua que se puede traducir como “liana de las almas” o “vino de las almas” (Schultes, 1957).

Esta bebida es el resultado de una decocción conjunta de dos plantas, y por ende de una mezcla farmacológica única y muy interesante. La primera de las plantas se trata de una liana, la Banisteriopsis Caapi, o ayahuasca, y se prepara machacando primero la liana y añadiéndola a la cocción. Ésta contiene alcaloides B-carbolinas (harmina, tetrahidroharmina y harmalina), que actúan como potentes inhibidores de la monoamino oxidasa-A (IMAO-A). La segunda planta que se añade, ésta en forma de hojas, es la Psychotria Viridis, o chakruna. Ésta contiene DMT (N,N-dimetiltriptamina), un alucinógeno de corta duración muy potente, pero que sin embargo no es activo cuando se ingiere de forma oral, pues la monoamino oxidasa (MAO) degrada este componente con mucha rapidez. De esta manera, mezclando la chakruna con componentes IMAO, se consigue una mezcla única con unos efectos muy particulares en el campo de las substancias psicoactivas. Cabe destacar que el DMT es segregado de forma endógena en muchos mamíferos, incluidos los humanos. Se han encontrado restos de DMT en sangre y orina humanas (Franzen y Gross, 1965) y en los pulmones, corazón y líquido cefalorraquídeo humanos (Barker et. al., 1981)

Las poblaciones indígenas de la cuenca del Amazonas cuentan con una milenaria tradición en el uso de este enteógeno, principalmente como elemento principal en los ritos de paso, en las ceremonias de sanación de todo tipo de enfermedades, etc. Su consumo se trasladó de forma paulatina hacia las zonas urbanas de países como Perú, Brasil o Ecuador, hasta que finalmente dio el gran salto hacia Europa y Norteamérica, a la vez que entraba en los laboratorios de muchos países que investigaban sus posibles aplicaciones terapéuticas (Riba, Barbanoj, 1999)

Estas aplicaciones en el campo de la salud mental están estimuladas, por un lado, por la seguridad farmacológica de que dispone la sustancia, pues no genera tolerancia (Strassman et. al, 1996), ni dependencia física o psicológica, así como tampoco se ha demostrado que sea en algún grado tóxica (Grob, et. al, 1996; Riba, 2003), ni conlleve alteraciones neuropsicológicas o psicopatológicas tras consumos prolongados (Bouso et.al., 2012); y por otro lado, por los optimistas resultados que se han obtenido en el tratamiento de la depresión, ansiedad, o en trastornos adictivos (Fernández, 2010; Mabit, 2010).

Os dejo con el estudio actualizado sobre los cambios que provoca en nuestra vida la Ayahuasca.

El PDF para descargar

Fuente

Relacionados:

Las detenciones por recibir Ayahuasca son ilegales

2 Respuestas a “Estudio sobre la Ayahuasca. Cómo puede cambiarnos la vida.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .