ONU condena destrucción de sitios históricos y religiosos en Libia

La Organización de las Naciones Unidas (ONU) a través de tres de sus expertos más reconocidos en temas arqueológicos y monumentos históricos, se manifestaron rechazando la destrucción de monumentos históricos y religiosos sufíes, que se suscita en Libia en el último año.

La ONU resaltó el abuso, el atropello, así como la intimidación y el uso excesivo de la fuerza hacia quienes se oponen a estas acciones.

Los relatores especiales sobre libertad de credo, derechos culturales y minorías de dicha organización advirtieron que si las autoridades no responden de inmediato, estos ataques continuarán y se manifestarán rápidamente por todo el país.

En octubre de 2011 se comenzó a destruir monumentos sufíes en Trípoli y luego, se extendió a otras partes de Libia, los expertos manifestaron que el mes pasado fueron destruidos el santuario de la Mosquea Al-Sha’ab en Trípoli y la capilla Sidi Abdul-Salam al-Asmar al-Fituri en Zliten, distrito de Misrata.

“Estos actos no sólo constituyen un ataque a los derechos individuales de las personas religiosas, sino “una señal” para intimidar a las comunidades relacionadas con estos lugares sagrados, sostuvo Heiner Bielefeldt, relator sobre libertad religiosa o de creencias de la ONU, según la agencia EFE.

Para la relatora especial de la ONU en derechos culturales Farida Shaheed es más que obvio la intención de erradicar la diversidad cultural al atacar símbolos de identidad, creencias, historia y dignidad de parte de este pueblo y eso es inaceptable bajo todo punto de vista.

Rita Izsák, relatora especial de la ONU para asuntos de minorías, es evidente que los sitios de culto de los sufíes están en riesgo de ataque, por lo que instó a las autoridades poner más énfasis en la protección de estos lugares, según la agencia EFE.

Según comentarios en medios sociales, los destructores serían otro grupo de radicales musulmanes que no están de acuerdo con la construcción de estos monumentos, por lo que van con maquinarias y explosivos a derribarlos.

Los hechos originaron grandes protestas en la capital libia, incluso el ministro del interior Fawzi Abdel A’al renunció a su cargo por circunstancias   relacionadas con los últimos ataques.

No solo mezquitas y monumentos fueron atacados, también, tumbas y hasta una escuela, y bibliotecas donde habían escritos de hace setecientos años. La mitad de los libros se los robaron, según el diario “The Libya Herald”, citado por Europapress.

La Directora General de la UNESCO Irina Bokova instó a un cese inmediato de los ataques, “El futuro de Libia depende de la capacidad de la sociedad para respetar los derechos y el patrimonio de todos sus ciudadanos”.

Fuente

Visto en Maestro Viejo

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .