DIARIO DE UNA REVOLUCIÓN: 14 N, EL PUEBLO ESPAÑOL EMPIEZA A LEVANTARSE.

Es 14 de noviembre de 2012, me levanto como si fuera un domingo, e incluso en las calles de mi cuidad parece un día festivo, apenas hay actividad en la calle, por lo visto la población responde a su propia conciencia y empieza a contestar al Gobierno.
Durante todo este tiempo los españoles han permanecido con la cabeza agachada, tal y cómo el sistema capitalista les ha enseñado, antes de empezar el saqueo. Una parte de los españoles no ha querido ver la verdad, y siguen actuando cómo si no vieran cómo nos están robando; pero algunos empiezan a levantar la cabeza y ha darse cuenta de lo que está sucediendo en nuestro país.
Cogemos el coche para ir al centro de Barcelona, hay dos manifestaciones, cómo señal de la división tan acentuada que el sistema ha creado. Una está convocada por la mayoría de los sindicatos, y la otra manifestación (la Alternativa); organizada por movimientos sociales y la CGT. Los Sindicatos mayoritarios, una vez más, buscan no perder el protagonismo que les asegure su permanencia; cómo si no nos hubiésemos dado cuenta que son cómplices del robo que nos están haciendo.
Siempre han ido en paralelo con el Gobierno y la patronal, pudieron parar toda esta barbarie, tuvieron instrumentos para hacerlo, y no quisieron. Cuántos acuerdos firmaron a escondidas de nosotros, acuerdos que perjudicaban a la clase obrera, y que han llegado hasta donde estamos. Y ahora dicen que nos apoyan, ¿Ahora?. Ahora no es el momento, ya se les pasó y no cumplieron. Es hora de dejarlos de lado, y nosotros como pueblo organizarnos nosotros mismos, no queremos más traidores.
Son las 18:30, y el grupo de Constituyentes de Barcelona hemos quedado en “Jardinets de Gracia”, una especie de jardín, que se encuentra en Paseo de Gracia. Al encontrarnos, nos saludamos y hablamos . Nuestra intención es difundir la idea de que hay que abrir un proceso constituyente desde abajo, desde el pueblo y para el pueblo. Nosotros sabemos lo que necesitamos y lo que queremos, y no necesitamos a nadie que nos organice la vida, para sacar provecho de ello. Ya tenemos mayoría de edad, y no queremos que nadie nos proteja, ya no necesitamos tutela de nadie, y menos de
políticos y sindicatos, que sólo quieren ganar dinero y enchufar a sus familiares y amigos, a costa de llevar a la miseria a miles y miles de los nuestros. ¡Basta ya!, ¡mandamos nosotros sobre ellos, y no ellos sobre nosotros!, ¡basta, ya!.
Hay miles y miles de personas, se habla de que alrededor de cien mil, muchas más entre las dos manifestaciones. Empezamos a bajar la Avenida Diagonal, y después cogimos la calle del Bruc. Íbamos agolpados unos con otros, y para ir más cómodos, decidimos quedarnos rezagados, y a la medida que nos quedamos atrás, nos vamos encontrando con más amigos y compañeros. Nos saludamos de forma fraternal, nos sentimos más humanos defendiendo nuestros derechos, y él de los demás. También defendemos a los que se quedan escondidos en casa. Nosotros nos sentimos libre, porque lo hemos decidido nosotros, y no dejamos que nos presione el sistema, nadie manda sobre nosotros. La gente que se queda en casa, y que piensa que lo hace de forma libre, actúa según le han enseñado, y de forma automática, sin pensar, y sin sentir, se esconden. De esta manera no demuestran su disconformidad, y se hacen cómplices del Gobierno, porque van dejando que sigan desahuciando, siguen dejando que manden a más personas al paro y siguen dejando que hayan más
personas que se suiciden ante la desesperación. Y es culpa también de los que se quedan en casa, porque así es cómo se expresan, dando su conformidad. Los que salimos a la calle somos la resistencia, somos la barrera que ponemos al sistema : ¡A partir de nosotros no pasan!. A partir de nosotros no entra más miseria, a partir de nosotros no dejamos que haya más paro, y a partir de nosotros no hay más suicidios, porque estamos defendiendo nuestra dignidad.¿Que pasaría si todo el mundo se quedara en casa?. La clase obrera ya no existiría, el mundo hubiese dejado ya de existir hace mucho tiempo. ¿Y que pasará el día que decida todo el mundo salir a la calle?, todos juntos, a la misma vez, el mismo día y a la misma hora, ¡ese es el poder del pueblo!, ¡esa es la arma más poderosa, jamás vista!,¡el pueblo unido!, ¡nunca nadie, jamás ha podido contra él, jamás en la historia!.
Seguimos parados en un lado esperando el final de la cola, pero nos damos cuenta que detrás de los últimos hay varias lecheras (furgonetas anti disturbios) que cierran el grupo de manifestantes. Nunca lo habíamos visto. Son muchos vehículos, llevan la alarma encendida, pero sin sonido. Muchos policías van caminando al lado de las furgonetas. Entonces decidimos avanzar, no nos fiamos. Son muchas manifestaciones y ya empezamos a conocer sus estrategias. Va anocheciendo y en cualquier momento pueden llegar a cargar, y empezarán por los que tengan más cerca, así que decidimos adelantar.
Vamos caminando por la calle, es ancha y cabemos bien todos, empezamos a observar a nuestro alrededor. Todas las calles que atraviesan la del Bruc, están cerradas a la derecha y a la izquierda por más anti disturbios y sus vehículos. Estamos acorralados por detrás y por los lados, porque a la medida que vamos bajando, todas las calles están en la misma situación, ¡acorraladas!. Es por ello que imaginamos que nos estarán esperando por la parte delantera…
Así que hablo con alguno de mis compañeros algunos decidimos salir de la manifestación, otros prefieren seguir.
Me dirijo junto con mi marido a recoger el coche que lo tengo guardado en un parking de la calle Diputación, antes de llegar a la boca, tenemos que pasar por una ristra de furgonetas y policías. Nos miramos y nos preguntamos que hacer, -Hay que pasar no queda más remedio, vayas por donde vayas hay polis, pasa cómo si no estuvieran- así que logramos pasar entre ellos y coger el coche. Al salir, nos esperaba una chica para recogernos el ticket, pues habían inhabilitado la máquina que suele hacerlo, y habían dejado levantada la barrera. La muchacha nos pide el comprobante muy nerviosa, y le preguntamos cómo salir de ahí, pues está todo rodeado y cerrado. Más o menos nos indica, y nos dice que salgamos deprisa de ahí, está muy alterada. Se hace todo un misterio encontrar una salida en el centro de Barcelona, vayas por donde vayas las carreteras están cerradas, nos tienen aprisionados en las manzanas cercanas a Paseo de Gracia.
Somos muchos coches en la misma situación, y la circulación se hace lenta y pesada, pues la supuesta autoridad nos obliga a dar vueltas y más vueltas por el mismo recorrido. La gente empieza a ponerse nerviosa, hay que salir de aquí cómo sea, nos tienen embotellados. Vamos saliendo cómo podemos, y nos alejamos del núcleo conflictivo, rodeamos toda Barcelona para conseguir llegar a casa. Un recorrido de media hora, se alarga casi a dos, pero hemos llegado ilesos,
¿Cómo le habrá ido al resto?, así que contacto con alguno de mis amigos. Transcribo a continuación la conversación de uno de ellos:
-“Bajábamos por Bruc hasta la Ronda Sant Pere. Todo el recorrido es una fiesta, consignas, cánticos, pitos; ningún altercado. El camión de la megafonía llega a el Corte Inglés de Plaza Cataluña; nosotros estábamos en Urquinaona; dicen que la manifestación ha sido un éxito, comentan que miles de personas, y no acaban de decir la última frase que la policía empieza a disparar a discreción pelotas de goma. El pánico se adueña de la gente que corren sin rumbo fijo, buscando una salida…
Un chico a mi lado recibe un bolazo en la cara, una chica un bolazo en la pierna. S,M,J,P y yo nos resguardamos de los disparos en una parada de autobús, y vienen unas furgonetas de los “mossos”. P se tira a por ellos, las furgonetas no frenan y voy a por P para que no lo atropellen .Entonces me vuelan la careta que llevaba colgada a mis espaldas de un golpe seco de una de las tantas pelotas que sobrevuelan de un lado a otro; me abrazo a P. para protegernos de los pelotazos y una lechera que iba a toda ostia atropella la pancarta que llevaba P destrozándola.. Todo esto sin dejar de
disparar y cargar cómo locos contra todo el que estaba cerca de ahí. Dejamos a P con J, A y Jo en la parada. S y M, salen corriendo hacia Urquinaona, yo con mi problema de tobillo no podía correr, caminaba cómo podía entre medio de todo el caos, buscándolas. Seguían cargando como locos , por fin consigo localizarlas y al mismo tiempo para una lechera en la boca del metro; nos apresuremos a entrar dentro mientras se calmara la cosa. Al ser jornada de huelga, el último tren iba a pasar a las 20:30. Unos extranjeros que llevaban a su hija pequeña en los hombros, querían salir a la calle, nosotros les advertíamos del peligro, pero no nos entendían porque no les dejábamos salir y empezaron a subir las escaleras extrañados. Entonces un grupo de antidisturbios se acercaron a la boca del metro disparando les a ellos, que iban con la niña pequeña, y a todos los que nos encontrábamos dentro. Entonces los seguratas del metro sacaron toda su valentía,
para hacernos de escudo humano y que no consiguieran hacernos daño, fue un acto muy loable, por parte de ellos, nada que ver con los agentes de Seguridad de Atocha el 25-S. Habían unas chicas con nosotros que venían de Plaza Cataluña, y comentaban que a una mujer le habían saltado el ojo de un disparo, ¡que hijos de puta!.
Nos fuimos en el metro hasta Passeig de Gracia y ahí esperemos a J y a A, que llegaron bien. J no se movió de la parada, se quedaron con P allí, hasta que acabó todo. Fue increíble, pero es que amigos míos que estaban en Via Laietana, vieron a los infiltrados pegar fuego a las furgonetas de la poli y romper los cristales del Palau de la Música. Tienen fotos de todo
ello, ayer las pusieron en el Face y les censuraron”.- Al día siguiente, todavía no había acabado el 14N en Barcelona. La policía detuvo a compañeros del 15 M en su propia casa, y sin saber el porqué. Más tarde alegaron que fue por hacer de piquetes en el Barrio de Nou Barris. Los tuvieron incluso una noche en comisaría. Pueblo Español, pueblo Catalán, ¿Esta es la Justicia que queréis?, ¿este es el país con el que os identificáis?. Es hora de ponerse En Pie; porque si seguís agachados, seguirán pasando por encima vuestro.
Encarna López Gil

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .