Wert concede subvenciones millonarias a más de 100 revistas y 200 editoriales

wert

José Ignacio Wert se sintió espléndido para empezar el año. Y es que el Ministerio de Cultura eligió el Boletín Oficial del Estado (BOE) del 1 de enero de 2013 para designar a los agraciados con subvenciones millonarias para la edición de libros y revistas culturales. En concreto, hasta 209 editoriales se repartieron 2,02 millones de euros en ayudas para la publicación de sus obras. Además, los editores de hasta 109 cabeceras tuvieron acceso a 1,71 millones de euros adicionales. En total, el Gobierno compromete por ambas resoluciones un desembolso de 3,74 millones pese a las crecientes restricciones presupuestarias.

La firma más beneficiada en el reparto de fondos para la edición de libros –correspondientes al año 2012- es Galaxia Gutenberg, con 29.593,55 euros, seguida por Editorial Crítica y Errata Naturae Editores, también por encima de los 29.000 euros. Por detrás, un grupo importante de editoriales –entre ellas Ediciones Akal, Libros del Asteroide o Calambur Editorial- se mueve en el entorno de los 27.000 euros. Entre los libros subvencionados, desde clásicos como una nueva edición de los Cuentos Completos de Chéjov (Editorial Páginas de Espuma) hasta aproximaciones a los Rolling Stones (Ediciones Traspiés), pasando por reflexiones sobre el ¿Fascismo en España? (Sepha Edición y Diseño).

El Ministerio de Cultura justificaba en junio la convocatoria de ayudas a la edición de libros en tanto “el individuo encuentra en la lectura una herramienta básica para el desarrollo de su personalidad y, desde un punto de vista social, además, la lectura es un elemento imprescindible para la construcción de una sociedad democrática madura y plural”. Es más, recordaba que el sector de los libros y la prensa generan 54.800 empleos en todo el país y que las subvenciones garantizan “la edición de aquellas obras que, a pesar de tener una relevancia cultural sobresaliente, tienen un alcance comercial reducido”.

Una inquietud que probaría el hecho de que “obras de importancia notable desde el punto de vista cultural tengan tiradas e ingresos por ventas considerablemente inferiores a otros proyectos editoriales más condicionados por la lógica del mercado”, reza la resolución del 18 de junio. Pese al gasto llevado a cabo en 2012, la partida recogida en 2011 para “la edición de libros y su distribución en bibliotecas” era mayor y aún se disparaba hasta los 3,62 millones de euros. Un descenso en la dotación que debería acentuarse en 2013. El presupuesto para cultura contemplado en los Presupuestos Generales del Estado para el año en curso se eleva a 721,71 millones, un 19,1% menos respecto a la dotación inicial de 897,52 fijada para 2012.

Reflejo de la transición

Las ayudas a las revistas culturales se dividen en dos partidas, una destinada a empresas – asciende a 1,27 millones de euros- y otra a instituciones sin fines de lucro –se eleva a 437.343,25 euros-. De la primera beben 74 editoras, entre ellas Unidad Editorial –editora del diario El Mundo-, que obtiene 28.409 euros por La aventura de la historia y Descubrir el Arte. Entre las publicaciones subvencionadas, cabeceras como Iglesia Viva, Cocina Futuro, Ruta 66, Rock de Lux, Política Exterior, Ecología Política, Letras Libres, Ópera Actual, Le Monde Diplomatique o Zirkolika –revista de las artes circenses-.

Revistas publicadas por instituciones sin ánimo de lucro como Revista de Occidente o Foreign Policy  –y así hasta 35-  también reciben fondos. Cuadernos de pensamiento político, revista editada por FAES –el laboratorio de ideas del PP- se apuntó 13.333,33 euros. Todo pese a que Wert aseguró el pasado mes de abril, durante la toma de posesión de su número dos, José María Lasalle, que uno de sus objetivos al frente del Ministerio era “acabar con la cultura de la subvención”, si bien precisó que no “con las subvenciones a la cultura”. Uno de los pilares en ese esfuerzo era precisamente la puesta en marcha de una nueva ley de mecenazgo.

Cultura argumenta el gasto en subvenciones al colectivo de revistas debido a su importancia como reflejo de la transición. “No cabe duda de que las revistas culturales ocupan un lugar destacado en el marco de esta política pública de fomento de la lectura –reza la resolución-. Estas publicaciones son expresión de las libertades políticas y del derecho a la información, como queda ilustrado de forma palmaria por la propia trayectoria de estas publicaciones en nuestro país, en donde cerca del 40% de las revistas actualmente existentes fueron fundadas en los años subsiguiente a la transición democrática”.

www.elconfidencial.com

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .