Miembro del Parlamento belga expone enérgicamente la verdad detrás de la “Guerra contra el Terrorismo” occidental, y los manda a la mierda

276_2398

El 17 de enero, Laurent Louis de 32 años y miembro del parlamento de Bélgica – considerado una de las figuras políticas más controvertidas y demonizadas de ese país -, pronunció la verdad más enérgica de la historia en la arena política.

Esta es su web: laurentlouis.eu por si queréis mandarle un mensaje de apoyo

En primer lugar, se explica por qué votó en contra del apoyo de Bélgica en la guerra contra Malí, que se basó en mentiras y en un arraigado neo-colonialismo. Luego, expresó su disgusto e ira en contra de las políticas criminales de la élite occidental y su sometimiento a grupos financieros extranjeros con intereses propios, antes de regañar a sus colegas que votaron a favor de la guerra intervencionista con un “váyanse a la mierda”. Por último, comentó que la guerra contra el terrorismo es una mentira y que el 11-S fue un ataque de falsa bandera para justificar una acción militar agresiva en el mundo musulmán.

Traducción al español por el equipo de Sott.net

Aquí la transcripción:

Gracias, señor Presidente. Estimados Ministros, estimados colegas.

Bélgica es realmente la tierra del surrealismo. Esta mañana nos enteramos por los medios que el ejército belga es incapaz de combatir contra soldados extremistas con creencias islámicas radicales dentro de sus propias filas, y que no pueden ser dados de baja por falta de medios legales.

Sin embargo, al mismo tiempo, decidimos ayudar a Francia en su guerra contra el “terrorismo”, proporcionando apoyo logístico para sus operaciones en Malí. ¿Qué no haríamos con el fin de luchar contra el terrorismo fuera de nuestras fronteras? ¡ Solo espero que para esta operación ante-terrorista en Mali, no hayamos enviado a estos famosos soldados islámicos belgas!

¡Pareciera que estoy bromeando!, pero lo que está pasando en el mundo actualmente no me causa risa. No me causa risa porque sin duda alguna, los líderes de los países occidentales, toman a las personas por estúpidos con la ayuda y el apoyo de los medios de comunicación, que no son más que un órgano de propaganda de los poderes fácticos.

Alrededor del mundo, las acciones militares y la desestabilización de regímenes, se están volviendo más y más frecuentes. Las “guerras preventivas” se han convertido en la norma. Y actualmente, en el nombre de la democracia y la guerra contra el “terrorismo”, nuestros Estados se permiten el derecho a violar la soberanía de países independientes y derrocar a los líderes legítimos.

Tenemos a Irak y Afganistán, las guerras de la mentira Estadounidense. Después fue Túnez, Egipto, Libia, donde gracias a sus decisiones, nuestro país ha sido el “primero en la línea” para participar en crímenes de lesa humanidad, en cada caso derrocar regímenes progresistas y moderados, reemplazarlos con regímenes islámicos, y – ¿no es extraño? – su primera voluntad fue imponer la ley Saria.

Esto es exactamente lo que está sucediendo ahora en Siria, donde Bélgica vergonzosamente, está patrocinando las armas de los rebeldes islámicos que están tratando de derrocar a Bashar Al Assad. Entonces, en medio de la crisis económica, mientras más y más belgas no tienen un techo donde vivir, comida, calefacción, y salud – Sí, puedo escuchar que soy un asqueroso populista – bueno, ¡El Ministro de Relaciones Exteriores decidió ofrecer 9 millones de euros a los rebeldes sirios!

Por supuesto, intentan hacernos creer que este dinero que este dinero será utilizado con fines humanitarios … ¡Una mentira más! Y como pueden ver, por meses, nuestro país solo está participando para colocar regímenes islámicos en el norte de África y el Medio Oriente. Entonces, cuando van y pretenden ir a la guerra para combatir el terrorismo en Mali, bien… Me dieron ganas de reír. ¡Es falso! Bajo la apariencia de buenas acciones, solo intervenimos para defender intereses financieros con una mentalidad completamente neo-colonialista.

Es una verdadera tontería ayudar a Francia en Mali en el nombre de la guerra contra el terrorismo islámico, mientras que al mismo tiempo, apoyamos el derrocamiento de Bashar al-Assad por rebeldes islámicos en Siria que quieren imponer la ley Sharia, como fue hecho en Túnez y Libia.Ya es tiempo de que dejen de mentirnos y de que traten a las personas como estúpidas. Ha llegado el momento de decir la verdad. Armando a los rebeldes islámicos, como lo han hecho los occidentales, en el pasado, armaron a Bin Laden, que era amigo de los estadounidenses antes de que se pusieran en su contra, bien, los países occidentales están aprovechando la oportunidad para colocar bases militares en los países recién conquistados y favorecer a las empresas domésticas.

Por lo tanto, todo es estrategia. En Irak, nuestros aliados estadounidenses se han adueñado de la riqueza petrolera del país. En Afganistán, fue el opio y las drogas, ¡siempre útil cuando quieren ganar mucho dinero rápidamente! En Libia, en Túnez, en Egipto, o de nuevo en Siria, el objetivo fue y sigue siendo, derrocar poderes moderados, para reemplazarlos con los poderes islámicos que rápidamente llegarán a ser “molestos” y que nos “atacarán descaradamente”, pretendiendo así una vez más, estar luchando contra el terrorismo ó proteger a Israel.

Por lo tanto, ya se conocen los siguientes objetivos. Dentro de pocos meses, apuesto a que nuestra mirada se dirigirá a Argelia y eventualmente a Irán. Ir a la guerra, para liberar a un pueblo de un agresor externo, es noble. Pero ir a la guerra para defender los intereses de los EE.UU., ir a la guerra para defender los intereses de las grandes empresas como ‘AREVA’, ir a la guerra para poner nuestras manos en las minas de oro, ¡No es en absoluto noble y revela que nuestros países son los atacantes y los matones!

¡Nadie se atreve a hablar, pero no me voy a callar! Y si mi lucha me hace ver como un enemigo de este sistema que hace alarde de los Derechos Humanos en nombre de los intereses financieros, geo-estratégicos y neocolonialistas, ¡Que así sea! Exponer a este régimen es un deber y me hace sentir orgulloso. Y honestamente, me disculpo por mi discurso palabras menospreciables, pero váyanse a la mierda, todos los llamados bienhechores, tanto de izquierda, derecha o del centro que les besan las botas a los poderes corruptos y que se complacerán ridiculizándome.

¡Váyanse a la mierda!, todos los líderes que están jugando con sus bombas como hacen los niños en un patio de recreo! ¡Váyanse a la mierda!, ustedes que pretenden ser demócratas, mientras que no son más que delincuentes de la clase más baja. Tampoco tengo mucho respeto por los periodistas que tienen la audacia de etiquetar a sus opositores como retrasados mentales, mientras que en el fondo, saben muy bien que estos opositores tienen razón.

Finalmente, desprecio mucho más a los que creen que son los reyes del mundo y que están dictando sus leyes, porque YO estoy del lado de la verdad, del lado de la justicia, del lado de las víctimas inocentes de los saqueos a toda costa. Y es por esta razón que he decidido oponerme claramente a esta resolución que está enviando nuestro país para apoyar a Francia en su neo-colonialista operación.

Desde el comienzo de la operación francesa, la mentira se estableció. Se nos dice que Francia sólo está respondiendo a la llamada de auxilio de un presidente de Malí. Casi olvidamos que este presidente es ilegítimo y que impuesto para garantizar la transición después del golpe de marzo de 2012. ¿Quién apoyó este golpe de Estado? ¿Quién empezó? ¿Para quién trabaja realmente este presidente interino? ¡Esta es la primera mentira!

El presidente francés, François Hollande se atreve a pretender librar esta guerra para luchar contra los yihadistas que amenazan (ohhhh ¿¡te das cuenta?!) Que amenazan el territorio francés y europeo! Pero, ¡qué mentira tan horrenda! Al tomar este alegato oficial, mientras aprovechan oportunidad de asustar a la población incrementando el nivel de alerta de terrorismo, implementando el plan ‘Vigipirate’, ¡Nuestros líderes y medios de comunicación están demostrando un ultraje inimaginable!

¡Cómo se atreven a usar tal punto!, mientras que Francia y Bélgica no han dudado en armar y apoyar a los yihadistas en Libia y que estos mismos países sigan apoyando estos yihadistas en Siria.

Este pretexto esconde propósitos estratégicos y económicos. Nuestros países ya no temen a la contradicción porque se ha hecho todo para ocultarlo. Pero la contradicción es evidente. No será mañana que verán a un ciudadano maliense cometer un acto de terrorismo en Europa. ¡No! A menos que de repente creemos uno para justificar esta operación militar.

¿No creamos el 11 de septiembre, después de todo, para justificar las invasiones, las detenciones arbitrarias, la tortura y la masacre de poblaciones inocentes? Por lo tanto, ¡Para crear un terrorista maliense no es gran cosa! No debe ser muy complicado para nuestros líderes sedientos de sangre.

Otro pretexto utilizado estos últimos meses para justificar las operaciones militares, es la protección de los derechos humanos. ¡Ah! Este pretexto se sigue utilizando hoy en día para justificar la guerra en Malí. ¡Pero sí! Hay que actuar, de lo contrario los malvados islámicos impondrán la ley Sharia en Malí, lapidando mujeres y cortando las manos de las manos de ladrones.

¡Oh! La intención es verdaderamente noble. Noble y conveniente. Pero entonces, ¿por qué? – ¡Dios mío! – ¿por qué es que nuestros países han apoyado en Túnez y Libia la toma de poder de islamistas que han decidido aplicar esta ley Sharia en esos países que eran, no hace mucho tiempo, considerados como modernos y progresistas? Los invito a preguntarles a los jóvenes tunecinos que han iniciado la revolución en Túnez, ¿estarán contentos con su situación actual? ¡Todo esto es hipocresía!.

El propósito de esta guerra en Malí es muy clara. Y ya nadie habla de ella, pues ¡Lo haré yo!. El objetivo es luchar contra China y permitir a nuestro aliado estadounidense mantener su presencia en África y el Oriente Medio. Esto es lo que guía estas operaciones neo-colonialistas. Y verán, cuando la operación militar haya terminado, Francia podrá, por supuesto, mantener sus bases militares en Malí. Estas bases serán un beneficio para los americanos también. Y al mismo tiempo, como siempre ha sido el caso, las corporaciones occidentales pondrán sus manos en los jugosos contratos que volverán a privar a los países re-colonizados de sus riquezas y materias primas.

Así que vamos a ser claros, los principales beneficiarios de esta operación militar, serán los propietarios y accionistas del gigante francés, AREVA, que ha estado intentando durante años obtener una mina de uranio en Falea, una ciudad de 17.000 habitantes situada a 350 km de Bamako. Y yo no sé por qué, pero mi dedo meñique me dice que no pasará mucho tiempo antes de que AREVA eventualmente ¡Explote esa mina! No sé, es una sensación que tengo. Por lo tanto no hay duda, de que seré parte de este colonialismo minero, ¡Oh! estos tiempos modernos colonialistas..

Y para aquellos que dudan de mis argumentos, yo sinceramente les invito a conocer la riqueza de Malí. Malí es un importante productor de oro, pero recientemente ha sido designado como un país que ofrece un ambiente de clase mundial para la explotación de uranio. ¡Qué extraño! Un paso más cerca de una guerra contra Irán, es obvio.

Por todas estas razones y con el fin de no caer sus trampas de mentiras, he decidido NO dar mi apoyo a la intervención en Mali. Por lo tanto, voy a votar en contra. Y al hacerlo, estoy siendo consistente desde entonces, nunca he apoyado nuestras intervenciones criminales en Libia o en Siria, y siendo el único miembro del parlamento en este país para defender la no-injerencia y la lucha contra intereses oscuros. Realmente creo que es hora de poner fin a nuestra participación en la ONU o de la OTAN y salir de la UE, si Europa, en lugar de proveer paz, se convierte en un arma de ataque y la desestabilización de países soberanos sumiso a lo financiero y no a los intereses humanos.

Por último, no puedo sino instar a nuestro gobierno, que le recuerde al presidente Hollande sus obligaciones derivadas de la Convención de Ginebra sobre el respeto de los prisioneros de guerra. De hecho, me sorprendí al escuchar en la televisión de la boca del Presidente francés, que su intención era la de “destruir” – ¡Así dijo! “destruir” – terroristas islámicos.

Por lo tanto, no quiero que la calificación sea usada para nombrar a los opositores al régimen de Malí – siempre es conveniente hablar de los terroristas islámicos para eludir las obligaciones de todo Estado democrático en términos del respeto de los derechos de los presos de la guerra. Nosotros esperamos respeto por parte de la Patria de los Derechos Humanos. En conclusión, quiero destacar que tan a la ligera decidimos ir a la guerra.

En primer lugar, el gobierno actúa sin el consentimiento del Parlamento. Parece que tiene el derecho a hacerlo. Envían equipamiento, hombres a Malí. El Parlamento posteriormente reacciona y cuando responde, como hoy, bueno, esta institución está compuesta por sólo 1/3 de sus miembros. Muchos menos si hablamos de los miembros del parlamento de habla francesa.

Por tanto, es una ligereza culpable que en realidad no me sorprende, viniendo de un Parlamento de cachorros, sometido a los dictados de los partidos políticos. Gracias “.

es.sott.net

Una respuesta a “Miembro del Parlamento belga expone enérgicamente la verdad detrás de la “Guerra contra el Terrorismo” occidental, y los manda a la mierda

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .