Asociación Asturiana de Intoxicados por Metales Pesados y Agentes Químicos.

Entre los días 2 y 3 de Diciembre del 2012 se produjo en las instalaciones que Asturiana de Zinc S. A. (AZSA) tiene en San Juan de Nieva (Castrillón) uno de los accidentes más graves en Europa en los últimos 30 años. 49 de los trabajadores de una empresa subcontratada por AZSA, IMSA, sufrieron una intoxicación de vapores de mercurio elemental que pudo haberles costado la vida a muchos de ellos: 8 trabajadores tuvieron que ser ingresados de urgencia en distintos hospitales saltándose, así, los protocolos consiguientes de contaminación por mercurio.

El accidente, después de varios estudios realizados por el departamento de la policía científica (Instituto nacional de prevención de Riesgos Laborales) y por la misma inspección de trabajo dan como resultado una gran negligencia por parte de AZSA en el trabajo a realizar en el intercambiador de la planta 4ª de tostación. El problema comienza cuando la dirección de AZSA trazó un IVO (Informe sobre Valoración de Obra) para realizar trabajos en un espacio abierto, cuando en realidad, el trabajo se iba a realizar en un espacio confinado (cerrado) a pesar de saber que había mercurio en este lugar. Esta decisión cambio de manera radical la forma de trabajo y, sobre todo, los equipos de protección que se debían ser utilizados, que no fueron los adecuados. Como consecuencia, los trabajadores que realizaron allí sus tareas resultaron intoxicados con niveles de mercurio en sangre hasta 90 veces el valor permitido según OMS (Organización Mundial de la Salud). Por esta razón, los expertos hablan de la contaminación por mercurio más grave en la Unión Europea.

Tras ser ingresados con carácter de urgencia 8 trabajados, por cuyas vidas se temió en algún momento, y después de varios días, la empresa subcontratada IMSA ordena a la mutua FREMAP que cite a todos los trabajadores para realizar una serie de analíticas a través de las cuales se demostró que la mayoría de los trabajadores estaban intoxicados con valores que multiplicaban por 50, 60 y hasta 90 veces el valor permitido de mercurio en sangre. Una gran parte de la plantilla se queda de baja por accidente laboral. Lo cierto, es que la mutua FREMAP “no sabe que hacer con los afectados” por lo que anima a los trabajadores a esperar a que el mercurio “se elimine por si solo”, a través de la orina o del sudor, sin tener en ningún momento en cuenta las consecuencias reales que este mercurio podía estar produciendo en los diferentes órganos de nuestros cuerpos.

Transcurridos 2 meses emplazan a los trabajadores al HUCA (Hospital Universitario Central de Asturias) donde ponen a su disposición una doctora en medicina interna que no cumple con el protocolo de desintoxicación, siendo manipulada por sus superiores. Se tendría que haber dado a los afectados un tratamiento de quelación, como obliga el protocolo, y como más tarde han afirmado un equipo de catedráticos en medicina de la Universidad de Valladolid, expertos en intoxicaciones por metales pesados y con varias tesis publicadas en este campo.

Después de 10 meses ningún trabajador ha recibido la quelación determinada, muchos de ellos siguen de baja medica, pero otros muchos, al bajar los niveles de mercurio en sangre, han sido dados de alta sin que nadie se haya preocupado de si las secuelas que tienen les impiden trabajar o no. Sin embargo, nuestros cuerpos cada día se resienten más, y la secuelas están siendo tan serias como: la perdida sistemática de memoria, la impotencia sexual, la agudeza visual, depresiones muy serias diagnosticadas por psiquiatras de la propia seguridad social, problemas serios con el hígado, riñones, problemas neurológicos, temblores, perdida de dientes, caídas de uñas de manos y pies, manchas en el cuerpo que nadie sabe de donde proceden… Numerosas consecuencias que dependiendo de cada unos de nuestros cuerpos varían. Por esta razón, exigimos que nos traten como INTOXICADOS y no como “posibles intoxicados”.

 Lo único que pedimos es “JUSTICIA”. Y por lo tanto queremos que:

  •  Se cree una comisión de investigación seria y rigurosa que de verdad diga a la ciudadanía qué ocurrió en el citado intercambiador de la empresa AZSA.
  • Se cambie el tribunal médico que lleva el recurso de nuestras altas.
  • Haya un control de nuestros problemas corporales y psíquicos con personal cualificado en este tipo de intoxicaciones que consideren las secuelas que nos están quedando de este accidente como ENFERMEDAD PROFESIONAL. Es decir, que se nos trate como ENFERMOS QUE SOMOS.
  • Que se deriven responsabilidades en todos los organismo que actuaron negligentemente como AZSA, Salud Publica y Mutuas Laborales.

hg

www.facebook.com/mercurianos.asturias

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s