Qué hacer y no hacer para resucitar un móvil mojado

Qué hacer y no hacer para resucitar un móvil mojado

Qué hacer y no hacer para resucitar un móvil mojado

– Al clásico “meterlo en arroz”, se suma un producto que ‘resucita’ a aquellos móviles que han sido dañados por el agua, aunque en el boca-oreja de internet son muchos los remedios propuestos

– Te damos algunos consejos sobre lo que podemos hacer (y evitar) cuando se moja un smartphone y deja de funcionar

Más de uno se habrá encontrado alguna vez en esta situación: un despiste y el móvil al agua. Ya sea una piscina, bañera, la pila de fregar o incluso el wáter. Lo ha sacado deprisa y ha comprobado que ya no funciona. Es más, en el servicio técnico de la compañía le han dicho que se despida de él. Ha acudido entonces al remedio casero del arroz –dejarlo durante horas sumergido en un vaso lleno de este cereal-, algo que a veces funciona y a veces no. Última opción: comprar uno nuevo. Que nadie se apure, según dijeron los fabricantes en el último MWC de Barcelona, hay aproximadamente 70 millones de móviles en España –y más de 50 millones de líneas- y es uno de los accidentes más habituales.

De hecho, a Álvaro Martín le ocurrió algo parecido hace dos años, cuando acababa de cumplir los 18. Se encontraba de vacaciones con sus amigos cuando dejó su dispositivo cargando junto a una pila. Cuando regresó estaba completamente empapado ykaputt. Acudió al servicio técnico pero no le dieron solución y su garantía se había perdido. Una situación desesperante para nuestra vida hiperconectada.

“Me puse a pensar cómo arreglar el problema y como siempre me había gustado trastear con la tecnología jugué con unos compuestos químicos, lo sumergí allí y horas más tarde comprobé que se había solucionado. Decidí poner el producto a la venta en Ebay y en poco tiempo recibí un montón de solicitudes de compra, lo que me desbordó ya que yo no tenía la logística para la distribución”, cuenta Álvaro a eldiario.es.

Poco después entró en la universidad para estudiar marketing –curiosamente no una carrera relacionada con la química, la tecnología o informática- y allí conoció a Javier Benito a quien le contó la idea. Por el consejo de un profesor se presentaron al programa Think Big, de la Fundación Telefónica, donde fueron seleccionados para empezar a desarrollar una startup con la que vender el producto que a día de hoy es una realidad:  waterrevive blue, que, además de los dos socios emprendedores, cuenta ya con otros dos empleados y, como asegura, Álvaro, “peticiones para distribución a nivel internacional y nacional”, aunque no ofrece ningún nombre.

Pocos datos hay más sobre la empresa y el producto. Como ocurre con la fórmula de la Coca-Cola, no desvelan cuáles son los compuestos químicos –ya tienen la patente- ni tampoco las unidades vendidas. Tampoco si lo desarrollarán para otros dispositivos como las tabletas o los e-readers. “Queremos ampliarlo sí, pero estamos aún en ello”, afirma Álvaro. Sólo muestran cómo funciona y es muy simple: con el móvil mojado, hay que sumergirlo en la bolsita hermética con su producto durante siete minutos y después dejarlo reposar durante 24 horas completamente apagado. Pasado ese tiempo, se enciende, se carga y vuelve a la vida. Al menos, eso aseguran “en un 98% de los casos”. Incluso señalan que acaba con la corrosión de los circuitos.

Qué hacer y no hacer

El invento de Álvaro y Javier es una fórmula más entre todos los remedios que hay para intentar resucitar un móvil. Si se bucea por Internet hay miles de páginas que aconsejan qué hacer cuando el móvil se moja. Muchos de estos consejos son ideas peregrinas. Por tanto, aquí van una serie de recomendaciones aportadas por fabricantes sobre qué hacer y, sobre todo, no hacer cuando nos ocurra este inconveniente.

1- No manipular el móvil

Una vez que está mojado y se apaga, no hay que intentar encenderlo, ni tampoco ponerlo a cargar. El resultado puede ser que los elementos internos del dispositivo se cortocircuiten y entonces el móvil ya estará completamente muerto. Por otro lado, a menos que uno sepa bien cómo funciona un móvil y sus componentes, es mejor no abrirlo ni tocar nada, excepto la batería.

2- Extraer la batería

La electricidad se conduce a través del agua, por lo que es importante extraer la batería para que no se dañe más internamente. Y secarla, claro. No obstante, esto no es posible para todos los dispositivos puesto que en muchos smartphones nuevos no es posible su extracción (como los iPhones, por ejemplo).

3- Usar arroz

El remedio casero por excelencia que sí funciona. Este cereal es muy bueno para la absorción de la humedad por lo que después de al menos 24 horas sumergido en un vaso de arroz es muy probable que el móvil haya regresado a la vida. Ahora bien, si hay corrosión en los circuitos o se ha producido algún cortocircuito, entonces es seguro que no volverá a funcionar.

4- Hacer el vacío

Es otro remedio que puede funcionar, ya que se produce el mismo efecto que con una botella. Es posible intentarlo con una bolsa de plástico e introducir el aire, aunque hay que tener cierta paciencia, y al móvil tampoco tiene que haberle entrado demasiada agua.

5- No usar un secador

Puedes secarlo con aire de un secador, pero hay un riesgo de que le pueda dar un golpe de calor a los circuitos que acabe por estropearlos del todo.

6- No utilizar un papel o un trapo

Se puede hacer, pero el problema no es que el exterior del móvil esté mojado, sino su interior, por lo que, por muy seco y limpio que lo dejemos por fuera, no vamos a arreglar absolutamente nada.

7- No introducirlo en el horno

Sí, por muy bestia que parezca, es una de las soluciones que se aportan por Internet. Ni caso. Aparte de lo que pueda pasar con tu horno, tu cocina y tu casa, tu móvil puede acabar más fundido que una pasa. Y ahí ya es seguro que no volverás a llamar ni a hacer nada con él.

8- Cuidado con los móviles sumergibles

Se venden como si fueran la panacea frente al agua u otros líquidos, pero hay que tener cuidado porque no son infalibles. Su problema es que las tapas que los recubren se desgastan, se erosionan y por ahí acaba entrando el agua dentro de los circuitos, por lo que acaba ocurriendo lo mismo que con los dispositivos que no son vendidos como sumergibles. De hecho, hay casos en los que personas que hacen ejercicio físico han llevado estos móviles consigo y se les ha estropeado debido al sudor.

9- Las bolsas de bolitas de las maletas

Hay maletas que traen unas bolsas que están llenas de bolitas hechas a partir de materiales que absorben la humedad. Se pueden utilizar, pero al igual que ocurre con el arroz, sólo absorberá la humedad, pero no acabará con la corrosión de los circuitos dañados.

10- Si el móvil ha sufrido un cortocircuito: despídase

Efectivamente, no hay fórmulas que consigan resucitar a un móvil que se haya cortocircuitado. Eso es ya como el encefalograma plano. Fin de la historia. Evitarlo, eso sí, es fácil: nunca manipules el móvil mojado, nunca lo enciendas ni lo pongas a cargar. Si sigues esto a rajatabla, puede que tu smartphone todavía tenga alguna oportunidad.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s