Navidad, una fiesta ‘fría’ para los jubilados del Reino Unido

dd477c6d4611070514af2b2fd8d2ab99_article

Los británicos tienen que pagar más por cada tradición y no siempre pueden permitirse el gasto de la calefacción

Las ventas navideñas en algunos países de Europa, al contrario de lo que se registra en América Latina, han bajado hasta un 20%. Un claro ejemplo de esta situación es el caso del Reino Unido, donde los ajustes afectan en especial a los pensionistas.

Las fiestas son cada vez más comerciales y consumistas. Los carteles publicitarios con ofertas y descuentos son visibles a cada paso. Pero con las medidas de austeridad que aplica el Gobierno británico pocos son los que este 25 de diciembre se permiten todo lo que podían permitirse antes, siendo el sector más vulnerable los jubilados.

“La pensión no basta para vivir, con todos aquellos gastos que tienes. Hay que pagar la electricidad, el gas, el agua, el seguro de vivienda, impuestos locales, y tienes que pagarlos de tu bolsillo. Para comprar los regalos tengo que esforzarme y ahorro un poco”, confiesa una pensionista que se identificó como Lidy.

A esta lista de gastos fijos se suman aquellos que suben al empezar el invierno. Debido a ellos, Lidy y las personas como ella están obligadas a enfrentar unas fiestas literalmente bastante frías.

“No puedo permitirme comprar una caldera nueva. Por la tarde no la enciendo para calentar la habitación porque esto cuesta mucho y no tengo dinero para pagar tanto. Es algo que me causa preocupación”, dice la jubilada.

Todos víctimas

La tercera edad no será la única que se enfrente a ciertos problemas para celebrar el fin del año. Los recortes golpean a toda la sociedad, según revelan los organismos especializados en la asistencia social a las familias británicas. En una situación de constante subida de precios toda la ayuda encoge rápidamente.

Esta Navidad hace que los británicos deseen un verdadero milagro solo para sentir el ánimo de la fiesta. Tienen que pagar más por cada tradición. Por ejemplo, ha subido un 7% respecto al año 2011 el precio promedio del pavo, sin el cual no se puede imaginar la cena navideña en el Reino Unido. Si quieren enviar una tarjeta de felicitación, también les saldrá más caro.

Los británicos enfrentan una difícil elección: olvidarse de regalos y demás símbolos de la fiesta y ahorrar o celebrarla y correr el riesgo de no llegar al fin de mes.

actualidad.rt.com

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .