¿Quién dijo que la banca española está ya saneada? El nuevo agujero que habrá que tapar

800px-Banco_de_España_Madrid_07

Tras un año 2012 caracterizado por el costoso saneamiento de la banca española, tanto para cubrir el agujero creado por la caída de valor de los miles de inmuebles que poseen como para fortalecer su solvencia, y después de la concesión por Bruselas de 40.000 millones de ayuda para reflotar a los bancos nacionalizados, parecía que el problema del sistema financiero español había quedado resuelto. Pues no es así.

El Gobierno ha emprendido otra nueva ronda de limpieza de los bancos, buscando crédito moroso oculto. Esta vez se centra en las financiaciones de préstamos millonarios que han vencido y que las empresas no pueden devolver. Para evitar declarar el impago y esquivar provisiones y pérdidas, los bancos han recurrido a refinanciar masivamente esa deuda con plazos más largos pero creando muchas dudas sobre la probabilidad real de recuperar esos créditos y sus intereses.

[También te puede interesar: Toda la información sobre las ayudas a la banca]

Bruselas y el BCE sospechaban de estas prácticas desde hace meses y ahora han pedido al Gobierno que aflore ese nuevo agujero oculto. Los datos del Banco de España al respecto son contundentes. Cifran en 208.206 millones el nivel de préstamos refinanciados por la banca española al cierre del pasado ejercicio, un 13,6% del crédito al sector privado residente. De ellos, el 42,4% (88.270 millones) está clasificado como normal por las entidades, mientras que un 20,6% (42.890 millones) es subestándar (aunque no sean moroso, se teme que no vayan a pagarse.) y el 37% (77.036 millones) restante, como de dudoso cobro. En total, casi 120.000 millones tienen problemas de pago.

Ahora, tras las nuevas exigencias del Banco de España a los bancos sobre ese tipo de préstamos, la cifra de crédito con problemas de devolución se incrementará considerablemente. En la banca estiman que, al menos, el 50% del crédito refinanciado ahora considerado normal, es decir, esos 88.270 millones, pasará a una situación dudosa, lo que obligará a las entidades a realizar nuevas provisiones, lo cual reducirá su beneficio.

Y por si esto fuera poco, el endurecimiento de esos criterios de clasificación de los préstamos coincide con un aviso del banco supervisor sobre la situación de la banca. En su último informe de Estabilidad Financiera correspondiente a mayo, el organismo liderado por Luis María Linde advierte de que el contexto macroeconómico en España hace pensar en que la actividad crediticia seguirá cayendo y en que habrá una tendencia ascendente en esos activos dudosos.

“Esto impactaría negativamente en el margen de intereses, así como en mayores necesidades de provisiones a lo largo de 2013“, subraya el informe. No obstante, el Banco de España constata que estas provisiones serán significativamente inferiores a las realizadas en 2012 por los decretos del Gobierno para sanear los balances bancarios de los activos ligados al sector inmobiliario. Anticipando estos problemas, la agencia de calificación Moody’s daba la semana pasada el primer aviso: el sector financiero español podría necesitar más ayudas, sentenciaba. Esperemos que esta agencia de calificación, como ha ocurrido con otros informes de este tipo de entidades, se equivoque.

IDNet Noticias

Yahoo

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s